lunes, 26 de enero de 2015

Hay mucho que aprender de la Vida

Hay mucho que aprender de la vida. La contribución de la tangoterapia y la mezcla intergeneracional.
Sin embargo, aconsejarse con gente equivocada puede ser desastroso.
Para ser sabio, debes perseguir la sabiduría; tienes que ir activamente tras ella. Mientras más sabiduría tienes, más vida, más placer y más significado.
La gente tiene la idea de que no hay nada que aprender fuera de la universidad. Pensamos: "¿Qué sabe una persona promedio en la calle?". Esta actitud es destructiva porque nos impide aprender mucha sabiduría que está disponible. El simple hecho de que alguien sobreviva día a día y se enfrente a los obstáculos de la vida significa que ha recolectado consejos valiosos sobre la vida.
La gente comete generalmente el error de esperar que conocimientos profundos marquen una diferencia en sus vidas, mientras que todo lo demás es tratado como "mundano".
No siempre tienes que estar esperando por aquel conocimiento profundo que dramáticamente cambiará tu vida. Inclusive una colección de ideas pequeñas, no tan increíbles, pueden generar un impacto significativo.
Particularmente cuando escuchas una idea que no tiene sentido, no la deseches tan rápido. Probablemente existe un mensaje más profundo que no has entendido. Claro, no aceptes nada ciegamente, pero sé respetuoso y mantén en tu mente la fuente de la "sabiduría"
Asumimos que, a menos que una persona sea reconocida como un estudioso o un hombre de negocios exitoso, carece de sabiduría. Pero la verdad es que cualquiera que tuvo experiencia de vida posee una gran sabiduría.
Debe molestarte la ignorancia y debes buscar la sabiduría.
Todos han aprendido de sus experiencias. Pregúntate: ¿Qué sabe de la vida esta persona, que puede ser valioso para mí?
Respetar la sabiduría significa tomarla en serio - y hacer un esfuerzo serio para adquirirla.
Antes de que sepas cualquier cosa debes saber para qué vives. La gente sabia sabe. Escúchalos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada