viernes, 8 de abril de 2016

10 razones por las que la oxitocina es una molecula asombrosa

10 razones por las que la Oxitocina es una molécula asombrosa


A pesar que es a menudo referida como la “hormona de la confianza”, se ve cada vez más a la oxitocina como un químico cerebral que hace bastante más que solo acercar parejas.

Nuevas investigaciones sugieren que la oxitocina desempeña un rol crucial facilitándonos no solamente forjar y reforzar nuestras relaciones sociales, sino también evitando numerosos problemas psicológicos y fisiológicos. Pero más conceptualmente, la oxitocina está probando ser un ingrediente crucial en lo que nos hace humanos.
Aquí hay 10 razonas por las que la oxitocina es simplemente la más increíble molécula:


1-      Es fácil de obtener

Una de las cosas más asombrosas de la oxitocina es que puedes obtener tu dosis en cualquier lugar en cualquier momento. Todo lo que tienes que hacer es simplemente abrazar a alguien o darle la mano. El simple acto del contacto físico causará que tu cerebro libere pequeños niveles de oxitocina –tanto en ti como en la persona con la que tienes contacto. Es una forma casi instantánea de establecer confianza. Y la buena noticia es que el efecto permanece luego. Incluso hay evidencia que simplemente contemplar a alguien hará lo mismo –o incluso solo pensar en la persona. Y no deberías sentirte limitado solamente a la especie humana; también sucede cuando abrazas y juegas con tus mascotas.
Y para aquellos que no pueden producir suficiente oxitocina por sí mismos, o sienten que podrían darle un empujón, la molécula puede ser fácilmente sintetizada y administrada como una droga.


2-      Es una poción de amor bien hecha

La oxitocina es a menudo referida como la “molécula del amor”, y típicamente asociada en ayudar a las parejas a establecer un mayor sentimiento de intimidad y apego. La oxitocina, junto con la dopamina y la norepinefrina, se cree son altamente cruciales en los lazos entren seres humanos.
Pero no solo eso, también incrementa el deseo de las parejas de contemplarse mutuamente, crea excitación sexual, y ayuda a los hombres a mantener sus erecciones. Cuando estás sexualmente excitado, los niveles de oxitocina incrementan significativamente en tu cerebro –un factor primario para causar un orgasmo. Y durante el mismo orgasmo, el cerebro es inundado con oxitocina – una posible explicación por la que a algunas parejas les gusta acurrucarse luego.


3-      Ayuda a mamá a ser mamá

Pero la oxitocina no está solamente limitada a ayudar a las parejas a estar juntas –es una indispensable parte en los nacimientos y los lazos madre- hijo. La oxitocina ayuda a las mujeres a pasar el trabajo de parto estimulando las contracciones uterinas, por lo que es a veces administrada (como Pitocin) durante el trabajo de parto. Es conocida por promover el parto y acelerar las contracciones.
Luego del nacimiento, las madres pueden establecer intimidad y confianza con su bebé a través de suaves caricias e incluso una mirada de amor. Adicionalmente, la madre puede pasarle oxitocina a su bebé a través de la lactancia materna. Y vale la pena notar que los padres pueden obtener los beneficios de la oxitocina también; los nuevos padres que inhalan una bocanada de spray nasal de oxitocina son más propensos a alentar a sus hijos a explorar durante los juegos y son menos propensos a ser hostiles.


4-      Reduce las fobias sociales

Dadas sus habilidades de derrumbar barreras sociales, inducir sentimientos de optimismo, incrementar el auto estima, y crear confianza, se ve cada vez más a la oxitocina como algo que puede ayudar a las personas a superar sus inhibiciones sociales y miedos. Estudios demuestran que puede ser efectiva en el tratamiento de debilitar la timidez, o ayudar personas con ansiedad social y desórdenes del temperamento. También es pensado que la oxitocina puede ayudar a las personas que sufren del desorden de estrés post traumático. Adicionalmente, dado que el autismo es esencialmente un desorden de comunicación social, se ha considerado como una manera de ayudar a personas que la padecen también. Por último, la oxitocina, a través de sus acciones de construcción de la confianza, puede ayudar a sanar las heridas de una relación dañada – otro ejemplo de cómo la mente obtiene su plasticidad.


5-      Curación y alivio del dolor

Sorprendentemente, la oxitocina puede también ser utilizada para sanar heridas (a través de sus propiedades anti-inflamatorias). Estudios también han demostrado que un aumento en los niveles de oxitocina puede aliviar el dolor – de cualquier tipo, ya sea dolor de cabeza, calambres y dolores en el cuerpo en general. Ahora, dicho esto, el truco es conseguir un poco de oxitocina mientras sufres del dolor – lo cual no es tan fácil. Aquí es donde los sintéticos pueden sin duda ayudar. La otra alternativa si te encuentras padeciendo alguna disconformidad física, es intimar con nuestra pareja, lo cual ya vimos que aumenta los niveles de oxitocina en el cerebro.


6-      Un ayudante para la dieta

Quizá sorprendentemente, la oxitocina puede ser usada para prevenir la obesidad en algunos casos.
Investigadores han observado que las personas deficientes de oxitocina y estudios en ratones deficientes de oxitocina van engordando progresivamente –y con comida normal. Científicos creen que la hormona podría ser responsable de una serie de efectos metabólicos benéficos, tanto en los ratones como en los humanos. Por otra parte, dándoles a los ratones obesos deficientes de oxitocina infusiones de la misma, su peso regresaba a niveles normales. Los ratones también mostraron una reducida intolerancia a la glucosa y resistencia a la insulina. Esto claramente sugiere una opción alternativa para aquellos que luchan por bajar de peso.


7-      Un antidepresivo

La oxitocina se observó primero por tener una conexión con la depresión a través de su efecto en las madres que sufrían de síndrome postparto. Investigadores descubrieron que algunas nuevas madres estaban tratando con la depresión y tenían bajos niveles de oxitocina. De hecho, eran propensas a sufrir de postparto durante el embarazo si la futura madre tenía bajos niveles de oxitocina. Recientes estudios de niveles en la sangre y factores genéticos en pacientes depresivos han revelado el potencial para tratar personas con depresión clínica, e incluso con desórdenes de ansiedad.


8-      Alivio del estrés

Dadas sus habilidades para aliviar la ansiedad social y producir sentimientos de confianza, no es sorprendente que la oxitocina tenga la periférica habilidad de reducir el estrés – lo cual no es poca cosa considerando los estragos que el estrés puede causar en nuestros cuerpos. Se ha observado que la oxitocina reduce el cortisol en el cuerpo y baja la presión arterial. También es conocida por mejorar la digestión, la cual es a menudo obstruida por altos niveles de estrés. Interesantemente, oxitocina y receptores de oxitocina se han encontrado en el tracto intestinal; mejora la movilización del intestino y disminuye la inflamación intestinal.


9-      Incrementa la generosidad

En lo que puede ser visto tanto como algo bueno o malo, se ha observado que la oxitocina aumenta la generosidad en los humanos. Biólogos evolucionistas, particularmente aquellos que creen en la teoría del gen egoísta, han largamente luchado por entender por qué a veces las personas comparten o no cosas – a menudo con un valor personal. Pero varias líneas de investigación han conectado a la oxitocina con sentimientos de empatía. En un estudio que requería que personas compartieran dinero con un extraño, infusiones de oxitocina demostraron que los hacían un 80 % más generosos que aquellos con un placebo.


10-  Es lo que nos hace humanos

En otras palabras, todos los puntos anteriores. Es claro que realmente no seríamos humanos sin ella – simplemente careceríamos de la habilidad de ser la especie social, compasiva que somos.
La oxitocina juega un rol crucial en forjar nuestra habilidad para comenzar y mantener relaciones, mientras nos provee la habilidad de empatizar, confiar e incluso amar a los otros. Sin ella, seríamos algo significativamente menos de lo que somos.

Entonces, ¿qué estás esperando?, ¡ve y abraza a alguien!











                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada