martes, 18 de febrero de 2014










Hay dos maneras de bailar el tango: caminando, o haciendo figuras. O dicho de otra

manera, hay dos tipos de tango según como se baile: el tango caminado y el tango con

figuras.

El tango caminado es el que se suele bailar muy mayoritariamente en las milongas, que

por si hay algún despistado, son las salas de baile en donde sólo se baila tango, milonga

y valsecito. El abrazo en este tipo de tango es siempre cerrado, es decir, que la pareja

baila con la parte superior del cuerpo pegada a la de su pareja. Básicamente consiste

en ir bailando alrededor de la pista en sentido anti horario, como en todos los bailes de

desplazamiento, caminado al compás de la música, e intercalando en la caminata, ochos,

adornos, y algunas figuras más bien sencillas. Es un tango cerrado, es decir, se baila

hacia adentro, aislándose del exterior y centrándose en la música y en la pareja.

Sentir la música e improvisar según la vayas sintiendo es la filosofía de esta forma

de bailar el tango. La chica, al margen de que también tenga su espacio y su tiempo,

tiene que seguir constantemente la marca del chico, lo que no es fácil, ya que éste está

improvisando sus pasos constantemente. Por eso es obligado bailar muy pegado. La

marca tiene que ser con todo, no solo con las manos. Lo primero que hay que aprender

para bailar el tango caminado es a marcar con el torso. El chico indica los movimientos

y los ochos a la chica con su propio movimiento, es decir, con su torso. Esto no impide

que se puedan usar las manos, los brazos, e incluso las piernas para marcar. En el tango

caminado el chico marca con todo lo que pueda y sepa.

El tango con figuras es el que se suele balar en las salas de baile de salón cuando le

toca el turno al tango, y es el que se suele enseñar en los cursos de baile de salón las

semanas, o el mes que el profesor se dedica a enseñar este baile.

La estructura es como la de otros bailes, paso base y figuras. Se hace el paso base

constantemente, y se van intercalando las figuras que la pareja sepa realizar. El abrazo

suele ser abierto, ya que para realizar las figuras hay que separarse de la pareja. Con un

abrazo cerrado la mayoría de las figuras no se podrían realizar correctamente, por lo que

la marca se suele hacer con las manos y los brazos. Sinceramente se suele bailar hacia

afuera, más pendiente del exterior que de la música. Es un tango menos sentido que el

caminado, pero más vistoso y espectacular. El tango con figuras llevado a su máxima

realización y bailado por profesionales se convierte en el tango espectáculo.

Cualquiera de las dos maneras de bailar el tango es válida. Los puristas dirán que

la gente tiene que bailarlo caminado, y que el tango con figuras es sólo para los

profesionales. Esto es discutible y nos daría para escribir otro reportaje. Yo opino que

las dos formas de bailar son válidas y que depende la las circunstancias el que una u otra

sea mejor. Lo ideal sin duda, es saber bailar el tango de las dos maneras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada